Caída de cabello por estrés

Caída de cabello por estrés

Caída de cabello por estrés – Como lo imagino

(No todos los textos que se escriban para esta web, se publicarán en Redes Sociales.)

Fueron muy contadas las personas a las que les conté cuando estaba atravesando por esta difícil situación. La caída del cabello por estrés, la había escuchado un montón de veces, pero siempre dije: “Eso les pasa a ellos. A mí esas cosas no me pasarán”. ¡Y tenga pa que aprenda!

En mis redes sociales y ahora aquí, he hecho muchísimo énfasis en temas relacionados con la salud mental. No siempre fue así, solo desde que fui diagnosticado con “Depresión severa” según el resultado final de varias terapias en neuropsicología.

Una enfermedad mental que no se cuida como debe ser, lo empeora todo. Y si a esa enfermedad mental le metes dosis altas de adrenalina y estrés, pues imaginen lo que puede llegar a ocurrir.

Paro nacional Colombiano 21 de Noviembre 2019

¿Recuerdan el Paro nacional del año pasado? (Pregunto con ironía porque pareciera que nunca pasó nada) Bueno, yo estuve más involucrado en ese paro, como no había estado involucrado en ninguna actividad regional. ¡Dejé mi alma en las calles!

Apoyé plantones que duraban más de 12 horas en el mismo lugar y bajo el horrible sol de Cali, apoyé marchas, hice varios videos convocando gente, estuve al cuidado de muchas personas marchantes, corrí por mi vida, grité con gritos de rabia y esperanza.

Lloré cuando llegó el apoyo indígena en chivas y camiones, (Todo esto lo transmitía en vivo desde el lugar, en mis redes) realizamos un “corto audiovisual” donde mostramos a “Jesús de Nazaret” como un “Líder social” (Que por cierto, puedes verlo aquí incluyendo su detrás de cámaras) Entre un montón de cosas más.

Muchas veces salí de casa a las 6am y regresé a las 11pm Siempre salía con leche de magnesia, tapabocas, leche entera, trapos, tarros con agua y más, para brindar a otros en caso de que el ESMAD llegara a disuadirnos con gases lacrimógenos o con disparos.

Un ambiente de guerra.

Vi a personas desmayarse, recibí insultos de muchas otras que se oponían al paro, nos escupían. (Literalmente hablando) Vi a personas correr de miedo, llorar de rabia y frustración. Vi cómo golpeaban brutalmente a varios compañeros y lo más tensionante: Sentir mucho miedo de que algo le pasara a mi novia.

Fueron meses donde recibí amenazas en Twitter, donde no respondía llamadas, donde en cada reunión para hablar sobre el Paro, era obligatorio poner en celular en modo avión y dejarlo apagado a la vista de todos, porque todos podríamos ser posibles “sospechosos” de llevar información a “la oposición”.

¡Y no sigo porque se estresan! Jaja A lo que voy con todo esto, es que no me daba cuenta que estaba enfermándome. Imaginen todo eso, sumado a que yo seguía trabajando, tenía que seguir funcionando para mis clientes, debía seguir pendiente de las cosas del hogar, etc.

Cuando el paro terminó, y pasó aproximadamente un mes, Maira fue la primera que se fijó en un “vacío de cabello” que había salido sobre mi cuero cabelludo.

La “enfermedad”

Me dijo un día mientras yo estaba sentado en mi escritorio: “¿Te trasquilaste allí?” Lo preguntó porque yo mismo me peluqueo y tal vez pudo haber sido un accidente.

Le respondí asustado: “¡Claro que no! ¡Tómale una foto y muéstrame!” Ella lo hizo y me asusté mucho. Desde ese momento, mi cabello no paró de caer.

Ese pequeño “vacío de cabello”, con el pasar de los días, se fue haciendo cada vez más grande y consigo, otros “vacíos” comenzaron a salir alrededor como lo muestro en esta foto:

así-estaba

Y créanme que no hay cosa que deprima más en esta vida, que verse en un estado como este, sentir miedo y no saber por qué te está pasando eso.

Lo primero que hicimos fue acudir al médico. Gastamos mucho dinero yendo de aquí para allá, buscando, pagando citas, haciéndome pruebas, comprando medicamentos, y más me frustraba porque ningún resultado salía “malo”.

Entonces, luego de buscar mucho por internet, comprar Minoxidil, gotas esenciales, píldoras y demás, comencé a notar que tal vez, me tocaba aceptar mi calvicie. ¡No le veía razón de ser porque según mi genética no tendría por qué quedarme sin pelo! Pero terminé por aceptarlo.

Luego, lo impensable.

Allí no terminó todo. Lo que más he cuidado físicamente en mí, también comenzó a afectarse. Así es. Mi barba también se comenzó a caer. ¡Fue una mierda! Ahí sí era inaceptable creer que la “alopecia genética” me tumbara la barba. ¡No podía ser! Retomamos entonces las citas y seguimos comprando más cosas (Y malgastando el dinero) creyendo que eso solucionaría el problema y definitivamente no fue así.

Para mi cuero cabelludo, bueno, como ya había aceptado vivir con alopecia, pues dije: “Usaré “boinas” de ahora en adelante” y compré un par de ellas para ir intercambiando. Pero, ¿Cómo oculto que mi barba está cayendo? No había forma.

En esta foto en la que estoy junto a mi madre, se puede ver que quedaba ya muy poca barba.

proceso

El encierro.

Fue inevitable no deprimirme, no sentirme mal, “¿Qué hice ahora para merecer esto? ¿Por qué a mí?” Estas y más preguntas eran las que me hacía constantemente, sin tener respuesta. Ya había ido al médico, exámenes todos los que existen y ninguno decía que algo estaba mal. Todos salían bien. ¡Me frustraba no saber cómo ni por dónde atacar el problema!

Pero con todo y mis quejas, la caída de cabello por estrés, continuó, como lo demuestra esta foto:

asi-estaba-la-barba

Caída de cabello por estrés

Luego un día tomé la determinación de afeitarme y quitar el 90% de mi barba. Allí pude ver claramente los espacios gigantes que ya estaban allí. ¡Ya no había barba frondosa ni larga y aún no sabía la razón!

Ya no quería salir, cancelé planes y citas que tenía para esa época y decidí encerrarme. Esa resignación de haber agotado todos los medios, hizo que notara todo lo que leíste al comienzo de esta entrada. “¡FUE EL ESTRÉS!” Le dije a mi novia y juntos comenzamos a buscar algo para esto.

Tratamiento con Marihuana

Inicié un tratamiento con Marihuana, (recetado por mi neuropsicólogo) y me pidió estar lo más tranquilo y calmado posible. La marihuana cumplió con todo eso. La usé mucho. Desde la mañana hasta casi la noche.

El efecto del cannabis es muy relajante, brinda tranquilidad absoluta y no estás usando químicos de ningún tipo. Lo mejor fue que pude seguir trabajando con normalidad en esa época.

Aceptación

Comencé un proceso primero mental, donde tenía que creerme que debía calmar mi mente. Donde tenía que convencerme que “la pensadera” y el ritmo de vida sin medida, podría incluso matarme o causarme enfermedades muy graves. El cannabis me ayudó casi que en el 90% de ese proceso.

enfermo-pero-alegre

Aunque llevaba un proceso de caída de cabello por estrés, aquí me veo contento, realmente lo estaba, pero era consciente del proceso en el que estaba pasando. No podía permitir que eso me ganara a mí. Tenía que seguir viviendo una vida normal, así estuviera pasando por esto. Había superado muchas cosas en mi vida, como para rendirme allí.

Para mi “fortuna”, llegó la pandemia y nos obligaron a encerrarnos. ¡La mejor excusa para no salir! Esto hizo que me enfocara 100% en buscar paz y calma y en alejar lo que me causaba estrés y ansiedad.

Y ahora, aquí sentado mientras escribo este pastoral, me tomaré una foto para que vean cómo estoy actualmente:

foto-actual

Así estoy a día de hoy. Mi barba se recuperó, todos los «vacíos» se taparon en su totalidad y mi cuero cabelludo también. Lo que sí cambió, fue el largo de la barba. Creo que no la volveré a dejar crecer tanto, al menos eso pienso en este momento.

La enseñanza

No normalicen sus días ajetreados. ¿Notaron que me enfermé muchos días después de una época estresante? El estrés de un día no te enferma, pero acumular estrés todos los días, podría incluso postrarte en una cama. Hoy no sientes ni tienes nada, pero la factura llega tarde que temprano.

Puedo decir que fui afortunado porque solo fue esto, pero la enseñanza que me dejó fue gigante. Aprendí a alejarme de lo que podría dañar mi paz y mi tranquilidad, porque descubrí que sentir paz y tranquilidad es tener salud mental.

Así te parezca inmaduro y estúpido, si tienes que bloquear a alguien de redes sociales para que estés tranquila o tranquilo, hazlo. Si tienes que dejar de reunirte con ese grupo de personas que a vos te estresa, hazlo. Cuando se trate de la salud, vos vas primero. (Sin ir a pisar a nadie, claramente)

Hacé cambios, organizá sus horarios, dormí mejor, no trasnoches tanto y alimentáte bien.

En otra entrada hablaré sobre el tratamiento que hice con Marihuana, solo si me dejas saber que te interesaría leer sobre eso.

Podés compartir esta entrada con alguien más, si gustás. Y por favor, cuidáte. No quisiera que te enfermaras por descuido. Abrazos.


¿Qué opinas?

Tu opinión me interesa muchísimo. Por eso, me gustaría saber, ¿Qué opinas sobre esta Entrada? Tus comentarios podrían servirme para mencionarte en próximos textos. También puedes continuar leyendo otras entradas de Blog, o bien, sumergirte escuchando nuestros Podcast, que también preparamos para ti, dando clic sobre este texto.

Caída de cabello por estrés – Como lo imagino

20 Comentarios

  1. Katherine

    No sabes lo difícil que es pasar por ese proceso, y más para uno de mujer ver como disminuye tu cabello, como comenzar a ver huevos,

    1. Mayra Alejandra Vega Cifuentes

      Bueno, soy mujer de 27 años con 2 hijos de 8 y 10 años. Siempre he creído que mi caída de cabello se debe desde que nació mi primer hijo y el cuento de la lactancia y etc. Pero pues leyendo tu caso, me empiezo a preocupar. Aunque aún mi raíz está repleta de cabello, tu vienes a mi casa, y pareciera que tuviera mil perritos. Cabello por todo lado. Gracias por compartirnos tu experiencia. Ayuda a muchos a entender la importancia de darle un stop al estilo de vida que se lleva.

    2. Paola rueda

      Me alegra que hayas sido fuerte y valiente.

  2. Hailen

    Me encanta todo lo que escribes, nos cuentas y expresas, muchas gracias. Claro que me interesa muchísimo seguir leyendo sobre todo este proceso. Admiración total siempre.

  3. Diana Marín

    Gracias por compartir esta experiencia con nosotros Cris. A mí también se me cae el cabello fruto del estrés, he llegado a tal punto de decir: «Me voy a quedar calva hasta en las nalgas.»
    Ojalá nos puedas compartir sobre el tratamiento que hiciste, sería muy interesante.
    Saludos.

    1. Andrés Felipe Mendoza

      GRACIAS por compartir este proceso. Sos un crack.
      Dios bendiga la Canabis.

    2. Mariana

      Valentia y resiliencia te definen muy bien.

      1. Andrés Z

        Gracias por compartir tu experiencia Christian, por.mimprogesion yo mantengo expuesto todosmlos días a ún estrés terrible, y creo que eso fue lo que ayudó a que mi cabello se callera atan temprana edad, ahorra me rapo para disimularlo, no me molesta verme rapado pero hace años si fue un poco difícil la aceptación de lamperdida del cabello, adicional a eso el estrés me ha causado otros varios problemas de salud.
        Que bueno que compartieras lo del tratamiento con cannabis.

    3. Sara Posso

      Tambien sufro de caida del cabello, ha sido dificil aprender a manejar el estres y poner primero mi estabilidad. Ha sido frustrante en ocasiones, pero definitivamente sé que a futuro tendrá su recompensa.
      Que genial seria leer mas sobre tu tratamiento.

    4. Eliana

      Me parece muy valiente que nos cuentes tu experiencia , no es fácil aceptar estos cambios el estrés nos puede matar , me gustaría saber cómo fue tu tratamiento con canabis puede ser una ayuda a los que buscamos soluciones . Gracias y dios te guarde

  4. Adriana Rodríguez

    Tenaz todo eso que le pasó y sí, el estrés enferma y puede matar, tuve una relación super tóxicq, destructiva, dónde casi me desdibuje, desaparecí, me anule para «hacer feliz» al otro y nunca conseguí hacerlo feliz jejejeje y si me quedé con una fibromialgia por aquello de no saber lidear con las emociones y reprimir el dolor y la frustración, en la eps lo máximo que me dieron para un dolor crónico extendido a todos los nervios del cuerpo fue acetaminofén con otro medicamento barato que ya no recuerdo, perooooo averigue y compre las gotas de marihuana, tan buenas tan efectivas que solo debo recurrir a ellas una vez al mes y no todos los meses, obviamente también me aleje 100% de esta persona y he trabajado en mi tranquilidad y paz mental ! Así qué recomendadas las goticas de marihuana

  5. Carolina

    Gracias por compartir tu historia. Porfa comparte tu tratamiento… a mi se me cae un montón mi pelito y siento que cada día se muere más, yo también he ido a terapia pero no se porque no para de caerse… Aparte también mi cuñado tiene un súper hueco q cada dia le crece más.

  6. Betty

    Woww! Admiración total. Me gustaría que siguieras compartiendo sobre este tema. Nunca préstamos atención cuándo nos estresamos porque creemos que es de un momento o un día, sin saber que eso se va acumulando…

  7. Ana

    Por favor comparte tu tratamiento! Mi novio está pasando por lo mismo, ya hemos ido donde dermatólogos y le han mandado cremas e infiltraciones pero no vemos mejora.

  8. Esteba Henao

    Parce!! tenas! creo que el estrés da de diferentes maneras, pero admiro la forma en como lo llevaste, en como has logrado entender como te afecta el estrés, te admiro por eso y muchas cosas más!! un abrazote y nos vemos pronto!!

  9. Jeisson

    Parcero, no puedo estar más de acuerdo. A veces le damos prioridad a muchas cosas que terminan acabando con nuestra paz y las normalizamos. La gran mayoría de personas toman las enfermedades mentales como «bobadas» y piensan que solo querés llamar la atención si te da ansiedad o depresión. Que compartas tu historia le sirve muchísimo a las personas que han caído en esos engaños a causa de la crítica destructiva de otros, muchas gracias Cris 🤙🏻

  10. Angie

    Ha sido un tema súper fuerte en mi vida en los últimos 3 años, he pasado por varias situaciones pesadas «para mi», pero en mi caso se ha exteriorizado en una horrible dermatitis en la cara fuerte, se me brota, reseca, arde y estría, es horrible!. He venido a detectar que es por estrés hasta inicios de este año, antes de la cuarentena, inicialmente pensé que había sido algún producto pero a hoy, estoy segura que no es así. Ha sido como estar en un sube y baja de esos en los que jugaba cuando peque donde mis sentimientos se reflejan y vuelven a ocultarse… si no te importa, me gustaría saber mas del tratamiento con marihuana. Un abrazo y de verdad saber que ya saliste de eso (y espero siga así), no solo me alegra sino me alienta para estar segura que yo también puedo.

  11. Juan

    Cristhian tú historia es tan cecana, mi hija con 6 años sufrió alopecia universal ahora tiene 16 y no a recuperado su cabello, cuando ocurrió esto yo me quería morir, me apenaba verle la cabecita a mi hija , pero resultó que ella es una guerrera valiente , hasta hora ella no agacha su cabeza y vive su vida tan normal entre comillas , pero ruego a Dios que un día pueda tener nuevamente su pelo!! Espero nos compartas tu tratamiento, saludos

  12. Cindy Susana Batista

    Hola, Cristhian.
    Primero, me alegra mucho saber que ya superaste esta dura etapa. Habrá quienes digan que quizás no es tan relevante, que es solo cabello, pero va mucho más allá. Algo tan sencillo golpea fuerte en nuestra identidad, autoestima y autoconfianza.

    Segundo, doy gracias a Dios por este post, porque estoy en una situación similar. Tengo 27 años, por fin mi cabello está un poco más largo y de mejor apariencia, pero se me está cayendo demasiado incluso con solo acariciarlo y eso ya me tiene casi en el punto del terror. Todos me dicen que preciso es el estrés, incluso me pasó antes siendo adolescente cuando inicié la u, y aunque mi vida al igual que la de la mayoría ha dado un giro brusco, me he sentido en paz y tranquila, con fe en el corazón. Eso me resulta extraño, pero puede que inconscientemente sí esté padeciendo de estrés y no lo siento como tal. No lo sé. El hecho es que esta podría ser una buena opción de solución.

    Creo que Dios te está usando para quizás ser de ayuda a muchos que estamos sufriendo silenciosamente por nuestro amor propio y esperaré con ansias el post donde compartas los detalles de tu tratamiento. La mariguana está supremamente satanizada, pero también le sobreabundan beneficios, así que primero veamos de qué va.

    Saludos desde Cartagena y un gran abrazo.

  13. lUISA FERNANDA

    gracias por compartir tu experiencia, me interesaría leer sobre el tratamiento de marihuana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar por mes